gabbiano

Gabbiano

barone-ricasoli

Barone Ricasoli

pinelli

Pinelli

Umani Ronchi

Umani Ronchi

monteberin

Monteberín

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los antiguos griegos llamaron a Italia Enotria, “Tierra del vino”. En Italia todavía se cultiva la vid de un extremo a otro del territorio. Conocer la gran diversidad de sus vinos es, a la vez, un desafío y un placer para el aficionado. Es el primer productor de vinos del mundo y, además, el que más clases y marcas distintas ofrece.

En cada parcela y cada finca se cultiva uva para hacer vino. Y cada región es fiel a sus tradiciones vitícolas y tiende a promover sus propias denominaciones. Como resultado hay más de doscientas zonas vitícolas oficiales y unos dos millones de productores.

En Italia se elabora vinos de todos los estilos, incluidos licorosos y espumosos, aprovechando la enorme diversidad de microclimas y emplazamientos aptos para el cultivo de la vid. Italia tiene una larga tradición vitícola que se refleja en algunos vinos magníficos y un gran número de vinos con carácter.

LAS REGIONES VITICOLAS

EL NORTE DE ITALIA

PIAMONTE
Esta región del noroeste de Italia presenta vinos únicos y apasionantes, elaborados en su mayoría con cepas autóctonas. Los viñedos del Piamonte representan la sexta parte de la superficie total de viñedo de Italia.

El río Po divide al Piamonte en dos. Al sur del río Po está la ciudad de Alba y las colinas de Monferrato y de Langhe. Esta zona concentra casi el 90% de la producción de uva piamontesa y numerosas DOC y DOCG que se superponen. Las escarpadas colinas de Langhe, por ejemplo, acogen muchas DOC, así como también los ilustres DOCG de Barolo y DOCG Barbaresco. Al norte del río Po, las viñas ocupan los suelos rocosos de las bajas colinas alpinas.

En el sureste del Piamonte las principales variedades tintas son la nebbiolo, la barbera y la dolcetto. La barbera, la cepa tinta más plantada en Italia, da un vino tinto, seco y vivo cuyos aromas evocan los frutos rojos y el regaliz. La principal cepa blanca es la aromática moscatel blanca, de granos pequeños, con la que se hace uno de los espumosos más famosos del mundo, el Asti espumante DOCG.

VALLE DE AOSTA AOC Y LIGURIA
Es la región vitícola más pequeña de Italia. El relieve montañoso del valle de Aosta hace muy difícil el cultivo de la vid, por lo que la mayoría de sus viñas están plantadas en estrechas terrazas. Liguria DOC se extiende alrededor del Golfo de Génova, cerca del Mediterráneo, y produce vino a pequeña escala. La mayor parte del vino producido en esta zona se consume en los restaurantes y chalets de la zona.

LOMBARDIA
Las estribaciones de los Alpes, que se extienden del lago Mayor al de Garda, pasando por el Como y el Iseo, constituyen algunos de los mejores emplazamientos vitícolas de Lombardía. La orilla occidental del lago de Garda acoge la DOC Riviera del Garda Bresciano, la más extensa de Lombardía, y la Lugano DOC. Entre el lago de Iseo y la ciudad de Brescia se encuentra la zona de Franciacorta DOC, donde se hacen espumosos muy afamados con pinot blanc, chardonnay y pinot noir.

EMILIA-ROMAGNA
Bolonia, capital de la región administrativa, se encuentra justo en el centro de la región, con Emilia al oeste y Romagna al este. La región está limitada al norte por el Po y al oeste por los Apeninos. Las montañas sitúan a esta zona bajo la influencia climática del Adriático, con veranos calurosos y alguna sequía, mientras que los inviernos son húmedos, con brumas que invaden a menudo las llanuras.

En la zona de Emilia, el único vino que goza de renombre internacional es el lambrusco (vino frizzante o de aguja). El lambrusco suele ser de aguja, dulce y amable. Normalmente es tinto, aunque se puede vinificar en blanco o en rosado.

Existen cuatro DOC distintas: El lambrusco di Sorbara es seco, con viva acidez y seductor aroma a uva. La zona del lambrusco Salamino di Santa Croce produce un vino similar. En la zona del lambrusco Grasparossa di Castelvetro se elaboran vinos más tánicos y amplios. En cuanto al lambrusco Reggiano es el que más se produce y exporta

En la zona de Romagna los principales viñedos se extienden entre el sureste de Bolonia y el mar. Las cepas más destacables son: la albana, la sangiovese y la trebbiano.

VÉNETO
Los Alpes cubren un tercio del Véneto y sus laderas se extienden hasta los arrozales de la llanura central y las orillas del Lago Garda. Es la región vitícola italiana más variada y en ella se elaboran numerosos estilos de vino. Tiene tres de las denominaciones italianas más conocidas en el mundo.

 

  • Soave DOC: las viñas se encuentran a unos 250 m de altitud, sobre laderas poco inclinadas con un rico suelo de origen volcánico. La variedad principal es la garganega (blanca). El soave clásico es un vino seco, sabroso, que presenta un color amarillo claro brillante, una acidez agradable y aromas afrutados delicados, con notas de almendra tostada. 
  • Valpolicella DOC, agrupa diferentes estilos de vino elaborados con ciertas cepas como la corvina, la rondinella, la molinara, entre otras. El valpolicella suele ser un vino ligero y sabroso, de color rubí, con un seductor aroma a uva fresca, elaborado para beberse joven. Muchos de los productores de valpolicella recurren al método del ripasso, que consiste en trasegar el vino tras la fermentación para dejarlo reposar sobre las lías del recioto del año anterior. El recioto son uvas seleccionadas que se secan al aire en graneros en el período entre la vendimia y enero. Los vinos de ripasso son carnosos y concentrados, de color cereza oscuro, aromas intensos, sabor a guinda y cierto potencial de guarda. 
  • Bardolino DOC, con la misma mezcla de cepas que el valpolicella (corvina, rondinella, molinara y otras), el bardolino es de un estilo más ligero. De capa cereza o rubí, este vino tiene una buena acidez y aroma a cereza. 

TRENTINO ALTO-ADIGIO
En esta región montañosa del noreste de Italia sólo el 15% del suelo es cultivable. Se cultivan las cepas alemanas como la sylvaner, la müller-thurgau y la riesling. Algunos vinos blancos secos de esta región han adquirido fama internacional.

FRIUL -VENECIA JULIA
El Friul se encuentra en el extremo noreste de Italia. La montaña cubre una gran parte de la región y la vid está relegada a las colinas bajas (Collio DOC y Colli Orientali DOC) y a las llanuras del sur (Grave del Friuli DOC). Los rendimientos bajos y una gran maestría técnica han dado a esta región una reputación internacional por sus vinos blancos secos, vivos y netos, así como por sus tintos frescos y aromáticos.

TOSCANA
La Toscana es la región de Italia donde las tradiciones vitícolas han tenido una mayor continuidad. Sin embargo, desde mediados de la década de los 80, la región ha dado un impulso innovador al quehacer vitícola en su territorio, y esto ha servido de inspiración al resto de las regiones vitícolas de Italia. La transformación abarca también las zonas costeras como la zona de Bolgheri, donde actualmente se elaboran algunos de los mejores vinos italianos.

La Toscana es famosa en todo el mundo por sus vinos de Chianti. Cinco provincias toscanas se agrupan bajo la amplia apelación Chianti DOCG que, en términos generales, designa un vino tinto en el que domina la cepa sangiovese, mezclada con un poco de canaiolo y una pequeña proporción de las variedades blancas trebbiano y malvasía del Chianti.

Muchos chianti están destinados a un consumo rápido, pero no así el chianti classico, que por sus características organolépticas es difícil de beber cuando está joven o fuera de las comidas.

 

  • Brunello di Montalcino DOCG: los tintos fuertes de esta denominación proceden de las colinas de Montalcino, en la provincia de Siena. La única cepa autorizada es la brunello y los vinos deben pasar un mínimo de tres años y medio en barrica (un año más para el riserva). Son vinos de cuerpo y sabor intenso, de gusto pronunciado a madera y larguísimo potencial de guarda. 
  • Vino Nobile di Montepulciano DOCG: Montepulciano es una hermosa ciudad situada sobre una colina, célebre por sus vinos tintos desde hace siglos. La cepa principal utilizada para este vino es la prugnolo, que representa el 60% u 80% de la mezcla, atenuada por una aportación de canaiolo nero y acompañada por la fragante cepa mammolo. El vino, que debe pasar dos años en barrica, presenta hermosas notas de especias y de sándalo. 
  • Carmignano DOCG: es una pequeña zona vitícola al oeste de Florencia que produce vinos tintos. Ha ganado su prestigio por los rigurosos controles a los que son sometidos los vinos antes de obtener la etiqueta DOCG. En la mezcla de estos vinos, la cepa principal es la sangiovese y se autoriza hasta un 10% de cabernet sauvignon o cabernet franc. 
  • Pomino DOCG: Sus viñedos están situados alrededor del pueblo del mismo nombre, hasta unos 700 metros de altura. En sus tintos predomina la cepa sangiovese, y se autoriza la utilización de hasta un 25% de cabernet y un 20% de merlot. En sus blancos predominan las cepas pinot blanc y chardonnay y se autoriza el uso de hasta un 30% de trebbiano. 

ITALIA CENTRAL

UMBRIA
Umbria goza de una buena reputación gracias a sus vinos blancos procedentes de la zona DOC Orvieto. La cepa autóctona más interesante es la sagrantino, que produce grandes vinos tintos.

Entre los vinos tintos destacan los Sagrantino di Montefalco DOC, vigorosos y con color, que pueden ser secos o dulces. Los Rosso di Montefalco DOC son vinos agradables elaborados con sangiovese, cuya mezcla incluye un poco de sagrantino.

La denominación Torgiano DOC ha adquirido cierta fama mundial. Los mejores vinos se elaboran con las cepas trebbiano y grechetto. Los tintos son una mezcla de sangiovese, canaiolo, ciliegiolo, montepulciano d’abruzzo y trebbiano.

LAS MARCAS

En esta región la principal cepa blanca es la Verdicchio, que da generalmente vinos ligeros, alimonados, a veces de aguja, que son un excelente maridaje para los mariscos del Adriático. La denominación más conocida es la Verdicchio dei Castelli di Jesi DOC. La Rosso Cònero DOC engloba a los vinos hechos de Montepulciano d’Abruzzo cultivada en las colinas cercanas a Ancona.

ABRUZZOS Y MOLISE
Conocida por ser una región de grandes cooperativas y de producción masiva. Sin embargo, en los Abruzzos se puede producir un vino de un buen nivel como lo demuestra un puñado de fincas y unas cuantas cooperativas que, con esfuerzo e inversión en tecnología, han logrado conseguir un nombre destacado para el Montepulciano d’Abruzzo.

SUR DE ITALIA

LACIO
La región incluye dos de las denominaciones vitícolas más conocidas de Italia: Frascati y Est! Est!! Est!!!. En esta región la mayoría de los vinos producidos son blancos.

CAMPANIA
Se cultiva la cepa histórica Falanghina, que da vinos blancos secos y ligeros en la zona de denominación Falerno di Massico DOC. Las DOC de Greco di Tufo y de Fiano di Avellino dan unos vinos blancos deliciosos. La Taurasi DOC produce grandes vinos tintos de guarda. Lacrima Cristi del Vesuvio DOC puede ofrecer vinos tintos, blancos y rosados tranquilos o espumosos, así como vinos blancos licorosos.

BASILICATA
Puede reivindicar uno de los mejores vinos del sur de Italia: el tinto Aglianico del Vulture DOC. También se producen vinos blancos dulces de moscatel.

CALABRIA
En esta región, sólo los vinos de la Ciró DOC se han ganado un merecido renombre.

APULIA
Es la región de Italia que produce más uvas y más vino pese a no tener la mayor superficie de viñedo. Las DOC son tan numerosas como en la Toscana. La denominación más conocida es la Castel del Monte DOC, más al sur, la Locorotondo DOC ofrece uno de los mejores blancos y Salice Salentino DOC se distingue por los excelentes tintos elaborados por unas pocas bodegas.

SICILIA Y CERDEÑA

SICILIA: en la isla un puñado de productores luchan desde hace tiempo para mantener el honor de sus vinos ante una indiferencia general. Se destacan el blanco seco de la Alcamo DOC y el tinto de la Cerasuolo di Vittoria DOC.

Uno de los vinos más sobresalientes de esta región es el MARSALA, uno de los grandes vinos encabezados del mundo. Actualmente, sólo unos pocos productores se mantienen fieles a los métodos de vinificación tradicionales, por lo cual la calidad de estos vinos varía enormemente al igual que sus precios. Se produce en los alrededores de la ciudad portuaria de Marsala, al oeste de Sicilia, a partir de vinos blancos de las cepas catarratto, grillo, damaschino e inzolia. El marsala debe encabezarse, por legislación, con aguardiente de vino y puede, en algunos casos, reposar hasta 10 años en barrica de roble.

CERDEÑA ha conseguido preservar buena parte de su herencia en materia de cepas y tipos de vino. Pero el cambio se está manifestando con una tendencia a producir más blancos secos y ligeros, acordes con un “gusto universal”, y menos vinos tradicionales de estilo español impuestos por la larga dominación aragonesa.